Sedena despide con honores fúnebres a médico militar fallecido en accidente aéreo de El Lencero

Veracruz, Ver.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) despidió con honores fúnebres al mayor médico militar Gumaro Acosta Peña, quien perdió la vida en el accidente aéreo registrado en el aeropuerto de El Lencero el domingo pasado.

 

La ceremonia fúnebre tuvo lugar afuera de la Funeraria y crematorio Del Ángel, que se ubica en la avenida 20 de Noviembre casi esquina con Bolívar, en esta ciudad de Veracruz.

Al lugar arribaron elementos del 83 Batallón de Infantería, con sede en La Boticaria, quienes rindieron honores fúnebres a su compañero de armas y quienes lo acompañaron hasta el panteón Jardín, su última morada.

 

Afuera de la funeraria se colocaron tres coronas: una con dedicatoria del secretario de la Defensa Nacional, otra de la XXVI Zona Militar y una más de parte del cuerpo médico especializado de la Sedena.

La circulación se cerró sobre la avenida 20 de Noviembre para la ceremonia, la cual inició a las 13:00 horas, cuando el personal militar trasladó el féretro con los restos de Acosta Peña al frente de la funeraria y lo cubrió con la bandera nacional.

Durante la ceremonia, se dio lectura a una semblanza del mayor médico militar, quien causó alta el 8 de agosto el año 2000 y prestó sus servicios a la Nación a lo largo de 20 años y seis meses.

 

Gumaro Acosta Peña se graduó como médico militar el 1 de septiembre del 2007, iniciando su residencia en el Hospital Central Militar y posteriormente causó alta en el 84 Batallón de Infantería en Huejutla, Hidalgo, como comandante de Pelotón de Sanidad.

 

Acosta Peña causó alta como jefe en Instrucción en la Escuela Militar de Graduados de Sanidad el 1 de marzo del 2011, donde permaneció hasta el 1 de marzo del 2015.

Después, la Sedena requirió sus servicios en el Hospital Militar Regional de La Paz, Baja California Sur.

 

A partir del 1 de marzo del 2016, el mayor retornó a la Escuela Militar de Graduados de Sanidad para iniciar una especialidad y al terminarla se incorporó al Hospital Militar Regional Militar de Especialidades de Monterrey, Nuevo León.

 

De ahí, Gumaro Acosta Peña causó alta en el Hospital Central Militar el 1 de enero del 2020.

 

“Desde su ingreso al instituto armado demostró en todo momento entusiasmo por la carrera de las armas, buena conducta, competencia profesional y celo en el cumplimiento de sus deberes; con sus cualidades personales y profesionales, aunadas a su lealtad institucional, abnegación y espíritu de cuerpo, el mayor Acosta Peña se ganó la consideración y admiración de superiores y compañeros.”

 

Al terminar la lectura de la semblanza, el comandante superior entregó la bandera nacional que cubrió el féretro del mayor a su viuda Diana Arellano Quesada, a quien además entregó un mensaje del secretario Luis Crescencio Sandoval.

 

Por último, cuatro militares llevaron el féretro del mayor médico militar a la carroza que lo trasladó a su última morada.

También podría gustarte