Advierten que ola de calor se acerca a punto crítico en región centro-norte de EU

Una ola de calor que se extiende desde la región centro norte de Estados Unidos hasta Nueva Inglaterra se acercó este jueves a un punto crítico, y millones de personas seguían transpirando un día más.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) prevé que la ola de calor alcanzara su punto más fuerte en el este de los Grandes Lagos y en Nueva Inglaterra este jueves, y en el valle de Ohio y en la región del Atlántico medio el viernes o el fin de semana.

Se espera que las lecturas del índice de calor, que combina temperatura y humedad, superen los 37,7 grados Celsius en muchos lugares, posiblemente estableciendo algunos récords, dijo el NWS. Las autoridades advirtieron de que las temperaturas nocturnas récord impedirían el enfriamiento natural y permitirían que el peligro del calor se acumulara en el interior.

En un estudio publicado el jueves, un grupo de científicos internacionales afirma que el cambio climático provocado por el hombre ha incrementado el calor y ha aumentado drásticamente las probabilidades de experimentar el “calor asesino” que ha estado asando el suroeste de Estados Unidos, México y América Central este mes.

Este año, el calor extremo del verano ha empezado inusualmente pronto en el norte de Nueva Inglaterra. La ciudad de Caribou, Maine, a sólo 16 kilómetros de la frontera canadiense, registró el miércoles un índice de calor récord de 39,4 °C, más cálido que el de Miami.

“Tal vez haya visto antes una vez tanto calor en junio”, dijo Hannah Embelton, de 22 años, mesera en una heladería de Caribou, y añadió que los clientes se alejaban de los helados cremosos porque se derretían demasiado rápido.

“Por lo general, nunca sufrimos todo este calor y humedad porque estamos muy al norte. Todo el mundo habla del calor que hace”, añadió.

Este jueves por la mañana, cuando John Dupont abrió su puesto de venta de maíz hervido en el 50 Festival anual Market Days de Concord, Nueva Hampshire, la temperatura rozaba ya los 32 °C. Él y su hija instalaron dos ventiladores y se prepararon para colocarse toallas heladas alrededor del cuello a medida que subía la temperatura.

Las autoridades han instado a la gente a limitar las actividades al aire libre cuando sea posible y a estar al pendiente de los miembros de la familia y vecinos que puedan ser vulnerables al calor.

En Nueva York, los parques estatales tenían la entrada gratuita este jueves, y algunas piscinas y playas estatales abrieron temprano para la natación, dijo la gobernadora Kathy Hochul.

Las playas de Nueva York estaban abiertas, pero las piscinas públicas no abren hasta la semana que viene. La ciudad tiene una lista de cientos de lugares climatizados que son gratuitos y están abiertos al público.

Te recomendamos