APUNTES | José Yunes o Héctor Yunes

“Conmigo no van a negociar, conmigo se van a trabar” Héctor Yunes Landa

No importa que lleven el mismo apellido aunque no pertenezcan al mismo árbol genealógico y se traten con respeto familiar, pero ambos políticos surgidos del PRI, son los únicos que reúnen el perfil idóneo para participar en la contienda por la gubernatura del Estado, con un buen margen de éxito, son los más competitivos con los que dispone el Frente Amplio por México (Veracruz) con capacidad para enfrentar a la ingeniera Rocío Nahle, candidata de Morena.

Los dos Yunes han caminado por todo el territorio veracruzano muchas veces; los dos cuentan con una amplia experiencia dentro de la política nacional; los dos han sido Senadores de la República, diputados federales y los dos por circunstancias políticas diferentes han perdido una elección para Gobernador del Estado.

En el 2016 Pepe y Héctor llegaron juntos a la meta por la gubernatura de dos años, ambos querían ser y en un acto de civilidad política Pepe le cedió el lugar a Héctor, lo cual se celebró con una espléndida comida en el legendario rancho San Julián, en la que tuve la oportunidad de estar por invitación y a la que asistió el presidente del CEN del PRI de aquel tiempo, Manlio Fabio Beltrones y el gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Héctor como candidato del PRI desplegó una intensa campaña en busca del voto popular, compitiendo contra su primo hermano, el panista Miguel Ángel Yunes Linares. Me da la impresión de que algo no le cayó bien a Javier Duarte porque como gobernador y primer priista del estado, le cerró todo tipo de apoyo a Héctor.

Quince días antes de que concluyera el tiempo de campaña y durante un desayuno que compartió con periodistas, Duarte comentó: No le doy apoyo a Héctor porque la gente que trae no ha trabajado en mucho tiempo y están esperando que les afloje la lana para repartírsela, no para usarla en la campaña, tienen hambre. Pero con lo que ha hecho Héctor en campaña y con el treinta por ciento del total de la votación que yo le voy a aportar, que es mi capital, gana. Y a la pregunta de un comunicador en el sentido de que si esa postura no pondría en riesgo la permanencia del PRI en el poder, Duarte soltó una de sus clásicas carcajadas y, con toda seguridad, negó esa posibilidad.

Finalmente Héctor perdió y se pusieron a circular videos en los que se veía una camioneta negra salir de la Casa Veracruz por la noche, se decía que en ese vehículo Duarte enviaba carretadas de dinero a la campaña de Cuitláhuac porque así lo había negociado con el líder de Morena Andrés Manuel López Obrador. Por cierto en esa elección del 16 también perdió el candidato de Morena, Cuitláhuac García.

Pero bueno, pierde Héctor Yunes y con eso se dio paso a la entrada al gobierno del PAN con Miguel Angel Yunes Linares. Pero ese golpe de Duarte a los veracruzanos generó el escenario que hoy estamos viviendo porque de otra manera Héctor Yunes Landa hubiera hecho un buen gobierno, de dos años, y le hubiera allanado el camino a Pepe Yunes, para una gubernatura de seis años, y hoy estuviéramos viviendo la víspera de la culminación de un gran gobierno como sin duda hubiera sido el de Pepe.
Hay que anotar que cualquiera de los dos, Héctor o Pepe, teniendo la candidatura del Frente Amplio por México, sumarán el apoyo de Movimiento Ciudadano ya que su líder nacional Dante Delgado Rannauro ha decidido por fin apoyar a su estado natal, al que gobernó como ningún otro político en la historia contemporánea, y del que tanto apoyo recibió cuando fue detenido y encarcelado como preso político.

Morena no existe en Veracruz
En realidad en Veracruz la mesa esta puesta para que gane un candidato del Frente Amplio. El partido Morena no existe, no hay una estructura partidista, no hay dirigentes distritales menos seccionales que estén trabajando para hacer sentir la presencia de su partido, como se debe hacer cuando se tiene el poder. A lo que se han dedicado, quienes por encargo de AMLO tienen el poder en sus manos, es a colocar en la estructura gubernamental a sus familiares y amigos, a hacer sentir su fuerza en cuestiones de tipo judicial, a acumular riqueza y a la pachanga que es realmente lo suyo… los reventones.

El presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena es un tal Esteban Zepeta, de quien se conocen actos muy lamentables para su investidura y su vida pública, pero de su actividad como líder estatal de ese partido nada. Estos jóvenes no han sabido cómo crear una estructura a la altura de sus circunstancias, es decir como dirigentes del partido que es la primera fuerza política de Veracruz. Simplemente no hay nada.

Es más fuerte la presencia de un Manuel Huerta Ladrón de Guevara en todo el territorio veracruzano que la del líder del partido.

Otro problema que enfrenta el morenismo veracruzano es que a personajes como Manuel Huerta y en su momento José Manuel Pozos, son vistos como adversarios mas que como miembros de su partido o movimiento. Los han combatido con toda la fiereza del estado. A José Manuel Pozos lo exiliaron a Tuxpan y quedó anulado, pero a Manuel Huerta con todo y que le fabricaron un delito, que consiguieron a una persona que lo señaló como violador a quien le dieron su lana por “sus servicios” y de todos los esfuerzos que han hecho por aniquilarlo políticamente, no han podido. Lo último fue que lo sacaron (literal) de la contienda por la gubernatura, lo que provocó que Huerta con justa razón se revelara e iniciara una serie de criticas objetivas y reales al gobierno de Cuitláhuac, a los abusos que han cometido en esto más de cinco años y a la manipulación que hicieron del proceso de selección de aspirantes a la candidatura.

¿Dónde está el partido Morena?, nadie sabe; ¿quiénes son sus miembros del Comité Estatal, quiénes forman parte de la estructura?, tampoco se conocen.

Todas esas irregularidades que no son pocas, tendrá que arreglar Rocío Nahle si quiere que su candidatura transite por un buen camino, sin contratiempos. Y si se pone a chambear en este importante asunto pronto ya veremos caras nuevas en un equipo de trabajo electoral que no conocen los morenistas cuitlahuistas.

No hay libertad de expresión en la UV
El doctor Juan José Barrientos, investigador de la Universidad Veracruzana, nos manda un escrito dirigido a la doctora Marisol Luna, Abogado General de la UV. El cual por su interés reproducimos.

“Estimada doctora,. Solo para informarle que hace unos días le pedí al responsable de Prensa UV, David Sandoval, que le pidiera a un reportero que me entreviste para informar sobre la publicación de un ensayo mío en la Revista cronopio y en general sobre mi trabajo como investigador en la UV.”

“ Me dijo que no lo puede hacer, si no lo autorizan, y me sugirió escribirle a la Coordinadora de comunicación social. Me reprochó de paso que hiciera declaraciones «contra la institución» en alcalorpolitico, porque me quejé hace tiempo de que no se aprovechan los proyectos que le propuse al rector para relanzar la difusión cultural.
(Sandoval, por cierto, me entrevistó hace cinco año con motivo del 40 aniversario de que obtuve mi doctorado en el Colmex).”

“Ya le escribí a la Coordinadora de comunicación social, pues también he estado tratando de volver a reseñar libros en Tele UV, pero no me han dado chance.
En enero hablé con el Dr. Garizurieta, y a él le gustó la idea, pero seguramente tampoco lo autorizaron.”

“Le agradecería su intervención para que se autoricen la entrevista y las reseñas que le propuse aTele UV.”

“En una universidad la crítica es indispensable y no debería ser motivo de represalias.”

Juan José Barrientos

Reflexión
La diputada local priista Anilú Ingram Vallines, se ha inscrito para competir a través del Frente Amplio por México por la gubernatura del estado. Tiene derecho por supuesto y tiene todo para hacer un buen papel…suerte.

Escríbenos a [email protected] | [email protected]

Te recomendamos