APUNTES | Un trabuco llamado Veracruz

“A balazos, tablazos o lo que quieran, Veracruz es nuestro”

Yo

Quienes ingenuamente pensaron que en Veracruz los políticos esféricos no existían, que los resultados de los últimos procesos electorales se podían tomar como punto de referencia para valorar el poder de los veracruzanos en estos tiempos aparentemente aciagos para lo que, según ellos, algún día fue la poderosa clase política veracruzana.

Muestras de que aquí cuando se quiere se puede, es la candidatura de unidad de José Yunes Zorrilla al gobierno del estado, quien ya le sacó una buena ventaja a su adversaria la ingeniero Rocío Nahle.

Le voy a contar una historia que me tocó vivir muy cerca de los actores principales lo que me sirvió para tener un juicio correcto en cuanto a lo que sucede en torno a la vida política del estado. En tiempos de Fidel Herrera Beltrán, cuando los Zetas convirtieron a Veracruz como su mejor refugio gracias a la impunidad que les dio Fidel, vino un proceso electoral para elegir diputados federales. Un dirigente nacional del SNTE, originario de Veracruz quiso ser representante popular de su distrito pero mediante el voto depositado en las urnas, no plurinominal como se la hubieran dado.

El soberbio líder pensaba que todo era fácil de hacer desde el altiplano, en su tierra, y le llamó a Fidel, un comerciante profesional de todo lo que tenía que ver con política. Le pidió que le mandara a su distrito a un priista pendejo, o al más, para que su triunfo estuviera garantizado. Fidel se comprometió a cumplir y mandó a traer a un político de larga trayectoria, ex presidente del CDE del PRI, cabeza de grupo, y le dio la buena nueva: “mira, he pensado que tú podrías ir como nuestro candidato a tu distrito, confío en que ganes y si no ni modo, pero quiero que vayas”. El disciplinado político aceptó el reto y de inmediato convocó a un selecto grupo de operadores políticos ( de esos profesionales), les comentó el asunto y les pidió un apoyo que nadie le negó.

Fidel instruyó al Subsecretario de Desarrollo Económico, mi entrañable y siempre bien recordado cuñado Memo Pozos, para que apoyara al candidato con lo que pidiera. Memo que era un cuadro de honor de la UDLA y brillante servidor público se puso en contacto con el candidato y le comenzó a entregar los materiales que eran necesarios. Algo que sobresalió en esa jornada fue la entrega de tinacos para toda la población de parte del candidato del PRI y vino el día de la elección.

Se supone que Fidel, para no quedar mal con el dirigente nacional SENTISTA, mandó a un comando se Zetas a robarle la elección, pero da la casualidad que esos criminales se toparon con veracruzanos bien entrenados, dispuestos a dar todo por el terruño, los esperaron pero esos “sanguinarios” Zetas, mejor ni llegaron, no hicieron nada.

Al día siguiente del gobernador Fidel Herrera Felicitó, a través de la radio a todos los candidatos priistas triunfadores, menos al de Huatusco, donde estaba seguro que habían perdido. Grande fue la sorpresa de el Tío cuando le llamó Amadeo para decirle que había ganado, que le extrañaba que no lo mencionara, pero que ya le había cumplido. Dire Erick Lagos que en ese momento palideció el gobernante, se metió más de un gramo y respondió: Pero cómo le hiciste, tú no estabas en la lista de ganadores, Ochoa me pidió que le pusiera alguien a quien ganarle con facilidad por eso te puse a ti y me fallas.

Bueno pues así son los políticos veracruzanos de cualquier partido político, nadie que venga de fuera a querer imponer su voluntad, lo logra, aunque traiga todos los carteles de la droga que maneja AMLO, aquí estamos listos, bien curtidos de veracruzanisimo y nadie entra a la conquista. ¿Cómo ven? Ustedes lograron unir a todos con un solo propósito: impedir que sigan saqueando lo que es nuestro.

Lima Franco, la cabeza de el cartel
Dentro de los escándalos de corrupción del Gobierno de Veracruz de Cuitláhuac García Jiménez, por el que fueron acusados de extraer más de 1 mil 593 MDP de una sola secretaría, destaca una cadena de servidores públicos responsables que incumplieron sus obligaciones, todos ellos encabezados por el Secretario de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco y Jorge Eduardo Sisniega Fernández, director administrativo de los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER).

Mientras José Luis ha permanecido desde el inicio del Gobierno morenista en la SEFIPLAN, con tres Secretarios de Salud rotados, Jorge Eduardo Sisniega Fernández, como director administrativo de los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER), ha resultado ser el servidor público inamovible y por lo tanto con amplia responsabilidades dentro de esta red.

Aunque, Sisniega Fernández pareciera un funcionario de bajo nivel, lo cierto es que su responsabilidad directiva dentro de SESVER es vigilar y coordinar que la administración de los recursos humanos, financieros y materiales se ejerzan de acuerdo a la normatividad aplicable, incumplimiento que ha demostrado este funcionario mediante la venta de plazas en acuerdo con los sindicatos a través de Alicia Vázquez Cuevas Subdirectora de Recursos Humanos.

En síntesis, José Luis Lima Franco los registra como proveedores, Jorge Sisniega – a quien trasciende desde Xalapa se refieren a él como Jorge «Bisniega»-, les asigna contratos a «proveedores» y «prestadores de servicios», para que finalmente la SEFIPLAN les transfiera el pago, sin importar la legalidad del manejo de los recursos de los veracruzanos.

Este par de corruptos son un lastre para la Zacatecana Rocío Nahle , que cada día baja en las encuestas, el crecimiento de Pepe Yunes ha sido acelerado, que el día de la elección no se sorprendan en palacio de gobierno de la tremenda derrota que se llevarán por su conducta como rateros, no servidores públicos.

Reflexión
¿Y cuál será el futuro del primer espada Joseph Ivan “el terrible” quien por ignorancia hasta cubrió un homicidio?… Ya veremos.

Escribenos a [email protected] | [email protected]

Te recomendamos