Atenas veracruzana, La ciudad de las flores

“Una más: somos primer lugar nacional en analfabetismo” La que más se nota

 

La desastrosa experiencia que hemos vivido los xalapeños en la última administración municipal, esta que todavía permanecerá lo que resta del año, y que encabeza un chilango, profesor universitario, sin vocación de servicio ni idea de cómo administrar los fondos de un municipio, nos obligan a tratar de ser muy cuidadosos en la elección de quien sucederá a Hipólito Rodríguez Herrero, para no tropezarnos de nuevo y tratar de recuperar el prestigio y señorío de lo que ha sido la capital de uno de los estados más importantes del país, Xalapa.

Fue denominada, con justificada razón como La Atenas Veracruzana, y también La Ciudad de las Flores, en ambos casos respondía a los calificativos porque fue el centro principal de la vida económica, cultural y política del estado, ciudad donde los jardines bien cuidados y cubiertos de una gran variedad de flores abundaban; los parques públicos se caracterizaban igual por su gran variedad de flores; tulipanes, aretes, bugambilias, glacinias, hortensias, claveles, capotes, azucenas, petunias, amapola (Los Berros estaba cundido de esa flor), pensamientos, amarilis, floripondios (en sus tres colores), orquídeas, panalito, crisantemos, margaritas, jazmines, lirios, violetas, rosales de todos colores, anturios, alcatraces y otras cuyos nombres escapan a mi mermada memoria. Las casas lucían en sus fachadas o en sus balcones macetas con flores de la región cuyo aroma daba un toque especial al ambiente.

En Xalapa, por ser la sede de los poderes del estado, había una intensa actividad política, los hoteles y restaurantes siempre estaban llenos de personajes importantes de la vida política estatal y nacional con quienes nos topábamos en las calles del primer cuadro de la ciudad. Y por ser la sede de la Universidad Veracruzana, que promueve permanentemente la cultura y el arte, también teníamos constantemente la presencia de los más importantes escritores, artistas plásticos, pintores, conciertos con la mejor Orquesta Sinfónica, la nuestra la de Xalapa, encuentros de grupos de actores provenientes de todo el país quienes venían a Xalapa a intercambiar experiencias con los nuestros, o a participar en festivales de teatro. En el estadio xalapeño se escenificaban competencias de primer nivel pues las condiciones de ese majestuoso coso están diseñadas para eso, en fin, la capital del Estado era la ciudad que conquistaba a quien nos visitara, muchas familias que vinieron en plan de paseo o a arreglar asuntos se enamoraron de esta provinciana ciudad, donde cualquiera se maravillaba con tanta belleza natural y actividad artística, cultural, política y de negocios.

De aquella Xalapa que nos tocó disfrutar (más de setenta años de vivir aquí), no queda nada, pero auténticamente nada y lo decimos con resentimiento contra todos aquellos gobernantes y alcaldes que le fueron restando, por indolencia, incapacidad, corrupción, falta de vocación de servicio, ignorancia, indiferencia, belleza a nuestra ciudad. ¿Qué tenemos hoy?, un basurero, una ciudad que parece rancho, inundada por el comercio informal, sucia, refugio de bandas de secuestradores, extorsionadores, visualmente de las ciudades más contaminadas del país, sujeta a las ocurrencias de quienes llegaron de chiripada al gobierno, con habitantes que somos rehenes de caprichos y disposiciones torpes, así como de una jauría de peligrosos delincuentes que están dados de alta como oficiales de tránsito y de la policía, un auténtico desastre donde resulta muy difícil aspirar a vivir medio en paz.

Que falta nos hace a los xalapeños un alcalde comprometido con su ciudad, con experiencia dentro de la función pública, con una clara visión de lo que tiene que hacer para rescatar algo de lo que hemos perdido y con ganas de trabajar para cuando menos tener una ciudad limpia. La oportunidad la tendremos el seis de julio cuando vayamos a votar por un cambio de autoridades municipales.

Uriel Flores es la opción

Y bueno el “trabajo” que ha hecho el señor “Polito el de las bicis”, como alcalde de Xalapa identificado con Morena aunque fue inscrito en la contienda por el PT que iba en alianza con Morena, ha inspirado toda clase de ambiciones políticas para sucederlo porque ganarle al candidato de Morena en Xalapa será como pegarle a una borracha, lo más sencillo, es por eso que a cual más se anima, levanta el dedo, se anota por algún partido o de plano se va solito como independiente, la cosa es meterse a la competencia porque en una de esas da la sorpresa y gana, total después de Hipólito cualquier papanatas puede ser presidente municipal de Xalapa.

La verdad andábamos medio decepcionados con los aspirantes porque no veíamos a uno que valiera la pena: ¿David Velasco, Tontín, pues no; Ricardo Ahued, menos por Xalapa no hizo nada en su administración pero que tal ha andado de partido en partido, como buen ladino que es, sorprendiendo la buena fe de los votantes; Sergio Hernández, menos, el diputado panista ya mostró para lo que es bueno en el Congreso; para la lana, para las adicciones, para despojar ancianitas de sus propiedades, para abrir tugurios de mala muerte, para las chiquitillas (que eso no es malo pero se lo reprochan porque las paga con dinero del erario), y para muchas cosas más que no tienen nada que ver con el servicio público; Carlos García Méndez, a ese mejor que lo pongan a administrar el Asilo Sayago o a “corretear” viejas (pero muy viejas) en la Quinta de las Rosas, pero de alcalde ya se le pasó el tren; Raúl Arias Lobillo, el coatepecano ex rector, mejor que transparente la deuda que le dejó a la UV y que, dicen, se repartió con Fidel Herrera Beltrán.

Pero sucede que un xalapeño respetable, político por los cuatro costados, honesto, con probada vocación de servicio, comprometido con sus paisanos, experimentado en los asuntos de la política, como es el maestro Uriel Flores Aguayo, se inscribe en uno de los partidos nuevos, en Podemos, como su candidato a presidente municipal de Xalapa y la esperanza de que haya alguien calificado en este proceso electoral por el cual votar con la confianza de que al llegar hará las cosas bien, renace. Si va Uriel Flores como candidato él es el indicado, de las docenas que han levantado la mano para suceder a Hipólito, él es el mejor, el que los xalapeños necesitamos para rescatar algo de lo que hemos perdido, comenzando por la dignidad.

Pepe Valencia, otro con gran experiencia

Pero no solo necesitamos gente nueva en las alcaldías, el Congreso está urgido de personas con vocación política y probada experiencia, que vayan a hacer propuestas y a representar a todos los veracruzanos no a formar parte de una camarilla partidista. Ese es el caso de mi compañero periodista José Valencia Sánchez, con quien coincidí en el trabajo reporteril en el importante diario EL DICTAMEN.

El pasado miércoles organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos xalapeños solicitaron el registro de la precandidatura del periodista Pepe Valencia Sánchez para diputado local por el distrito 10 de Xalapa urbano. Participaría por la alianza PRI-PRD-PAN.

Pepe Valencia es presidente de la Asociación de Comunicadores de Veracruz (ACOVER) «Froylán Flores Cancela», ha recibido dos premios nacionales de periodismo, ha sido director de los periódicos Diario de Xalapa, Tiempo de Xalapa, Oye Veracruz y el Heraldo de Xalapa. Es autor de tres libros editados por la Universidad del Valle de Orizaba y Universidad de Xalapa, respectivamente.

También es autor de la columna de comentario político «Adelante» que se publica en distintos medios de comunicación digitales e impresos desde hace más de 20 años.

José Valencia Sánchez es licenciado en medios de información por la Universidad Popular Autónoma de Veracruz y es miembro de organizaciones como Otero Ciudadano, Alianza de Organizaciones Independientes (ALODI), Sociedad Estatal para la Recuperación de Veracruz (SERVER) y Grupo de los Diez, entre otras.

Participó como candidato a la presidencia municipal de Xalapa en el año 2000.

Tal como es el título de tu leída columna Pepe “!!!!ADELANTE¡¡¡”.

Medellín, altamente cotizado

De acuerdo al límite para registrar coaliciones fue el día 28 de enero se sabe que el municipio y distrito de Medellín será para el partido Verde, muy a pesar de que simpatizantes de Morena pedían no ir en alianza con el partido Verde en dicho municipio, la diputación federal le corresponde a Morena.

El municipio de Medellín era, hasta hace poco más de una década, un ayuntamiento poco peleado políticamente, y no tenía otra etiqueta más que la de productor de mango y piña con la Laguna y Los Robles como sus máximos exponentes en el sector agrícola y pesquero.

Y es que fue a partir del crecimiento urbano, que inició hace unos veinte años con un magno proyecto viviendístico en su comunidad conocida como Puente Moreno y el aumento en su plusvalía de otra zona como Playa de Vaca, cuando actores y partidos políticos vieron que Medellín representaba un buen botín en la zona.

Otro factor que lo ha hecho interesante es que es un tercer integrante, aunque en menor escala, que se suma y conforma a la conurbación entre Boca del Río y Veracruz. Incluso, revistió su importancia al integrar el Consejo Metropolitano del Sistema de Agua, hoy solo permanece con Veracruz, ya que Boca del Río se independizó con otro organismo, y porque en su jurisdicción se ubica la planta abastecedora de agua para toda esta región.

Reeligen a la maestra Namiko en la CEDH

Es un hecho histórico, la maestra Namiko Matzumoto Benítez, fue elegida (o reelecta) por el Congreso de Veracruz como presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Veracruz para un nuevo periodo de cinco años.

Con 40 votos a favor, la funcionaria permanecerá en el cargo por un nuevo periodo de cinco años que comprenden del 30 de enero de este año al 29 de enero de 2026.

En la terna que fue votada en la sesión de este jueves por por los diputados también estaban Gustavo Sousa Escamilla e Irvin Uriel López Bonilla, que recibieron cuatro y dos votos, respectivamente.

En la fase entrevistas, Namiko Matzumoto señaló que en este segundo periodo su objetivo será el fortalecimiento del organismo, a través de la recuperación o continuidad de buenas practicas y la atención de los retos institucionales. Dijo que apostará porque la Comisión cuente con un enfoque victimo-céntrico, además buscar estrategias para prevenir y fortalecer el trabajo institucional. Aquí cabe muy bien el refrán de “trabajo mata grilla”.

Reflexión

Nuestras sinceras felicitaciones a don Carlos Brito Gómez, por el nombramiento de su nieto Carlos Brito Lavalle como director del Canal 11 de televisión, un talentoso joven de 25 años de edad que cursó dos carreras en el ITAM, la de Economía y relaciones Internacionales. Don Carlos ha sembrado en tierra fértil y ahí están los resultados: ¡Felicidades al joven, al padre y al abuelo!, nuestro gran amigo.

También podría gustarte