“Chava” Murrieta no escuchó las detonaciones

* La gente corría en Tlapacoyan

Por. Nacho Romero

Tlapacoyan

Fue en la calle Ignacio Zaragoza esquina con Enríquez del centro de la ciudad de Tlapacoyan, donde fue ejecutado un trabajador del volante, el cual estaba muy quitado de la pena sin saber que la muerte llegaría.

Según testigos las detonaciones de las armas de fuego se escucharon hasta la oficina vacía del presidente municipal Salvador Murrieta, lo que causó alarma entre la población, ya que la gente gritaba que un taxista había sido ejecutado.

Al lugar de los hechos arribaron elementos de la policía preventiva municipal para acordonar la zona, ya que en el interior del automóvil marcado con el número 268 había el cuerpo de una persona del sexo masculino sin vida.

El cadáver fue trasladado a las instalaciones del servicio médico forense para practicarle la necropsia de ley, y esperar que sus seres queridos lo reclamen para darle cristiana sepultura.

De los asesinos o del asesino no se sabe absolutamente nada, eso dicen los detectives de la policía ministerial con sede en el municipio de Jalacingo.

 

Te recomendamos