China protesta por incursión de avión militar canadiense en su espacio aéreo

El Gobierno de China presentó una protesta oficial en respuesta a la incursión de un avión militar canadiense en su espacio aéreo cerca de la isla que el gigante asiático denomina como Chiwei, perteneciente al archipiélago de las Senkaku (Diaoyu para Pekín).

“La Fuerza Aérea China ha tratado el asunto en total conformidad con la ley”, dijo este miércoles el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Wu Qian, según el diario oficialista Global Times.

China considera que esta acción por parte de Canadá distorsiona los hechos y pone en peligro su soberanía y seguridad.

“China condena enérgicamente la acción canadiense”, afirmó a su vez el portavoz de la Cancillería china Zhang Wei.

“Las fuerzas armadas chinas organizaron aviones de combate para seguir y vigilar el recorrido del avión canadiense y tomaron las medidas necesarias para garantizar la seguridad de nuestro espacio aéreo”, agregó.

Por su parte, el ministro de Defensa de Canadá, Bill Blair, calificó la interceptación como “inaceptable, peligrosa e imprudente”.

Expertos militares chinos citados por el Global Times consideran que la actividad de Canadá representa una amenaza para la seguridad nacional de China, lo que ha llevado a una intervención por parte de las fuerzas armadas chinas para mantener la seguridad en la región.

China ha hecho un llamado a Canadá para detener cualquier comportamiento provocativo y evitar una escalada en la situación. La protesta china busca disuadir a Canadá de llevar a cabo provocaciones adicionales en la zona.

Este incidente podría aumentar las tensiones en la región, y se especula sobre posibles acusaciones de coordinación entre Canadá, Estados Unidos y Filipinas en asuntos relacionados con Pekín, particularmente en lo que respecta a interceptaciones de aeronaves en la región del mar de China Meridional.

El incidente se produce en un momento en que las relaciones entre China y Canadá están marcadas por las tensiones en torno a temas como el comercio y los derechos humanos, además de protagonizar en los últimos meses ambos países expulsiones de diplomáticos.

La última crisis diplomática entre Canadá y China se inició a finales de año pasado cuando medios de comunicación del país norteamericano empezaron a filtrar documentos de los servicios de inteligencia canadienses (CSIS) que acusaban a Pekín de injerencia en las elecciones generales de 2019 y 2021.

Te recomendamos