Covid-19 merma atención a pacientes con Cáncer

 

 

En medio de la emergencia por Covid-19, 12 mil pacientes al mes llegan al Centro Estatal de Cancerología (CECAN) “Doctor Miguel Dorantes Meza” para recibir atención oncológica.

 

El personal del hospital debe trabajar a marchas forzadas para no dejar a nadie sin servicio, pese a que el 30 por ciento de sus trabajadores debió irse al confinamiento domiciliario, porque eran vulnerables al coronavirus.

 

Jorge Ortiz González, director del CECAN, describe que los mil trabajadores y trabajadoras del centro de cancerología hacen una “labor titánica” para ofrecer tratamientos paliativos y curativos a los pacientes, pero también, para tratar de evitar que haya un brote de coronavirus en las instalaciones.

 

“No podemos permitir que un paciente con posibles síntomas de coronavirus, ingrese al área de quimioterapia ambulatoria, donde nuestros pacientes están inmunodeprimidos, no tienen defensas, tampoco podemos permitir que ingrese al área de los pacientes hematológicos, que de todos los oncológicos son los más sensibles a infecciones, sería letal para ellos, hemos redoblado esfuerzos para evitar que entre el virus al hospital”

 

El Centro Estatal de Cancerología, creado en el 2004, realiza 2 mil intervenciones quirúrgicas, 10 mil aplicaciones de quimioterapias, y 20 mil tratamientos de radioterapias, al año.

 

En 2020, año en que inició la pandemia del coronavirus, el Cecan ofreció 48 mil consultas distribuidas en oncología de quimioterapia, radioterapia, cirugías, endoscopia, tomografía, zona magnética nuclear, medicina nuclear, material radioactivo.

 

Y todos estos tratamientos se vieron “mermados”, porque el 30 por ciento de los mil trabajadores se fueron a resguardo domiciliario al padecer algún tipo de enfermedades crónicas degenerativas, que los hacían vulnerables al Covid-19.

 

“Se hace un esfuerzo titánico con los especialistas, médicos, personal de enfermería, de servicios generales, de trabajo social, administrativo, nutriólogos, pediatras, radiólogos, químicos”.

 

Ortiz González dijo que en medio de la emergencia por Covid-19, el CECAN ha tenido que recibir a los pacientes oncológicos que se atendían ,en otros hospitales que ahora son Covid.

 

Para tratar de atender a todos los pacientes, el hospital estableció un plan de contingencia para atender al paciente oncológico, que involucra a especialistas, médicos, personal de enfermería, de servicios generales, de trabajo social, administrativo, nutriólogos, pediatras, radiólogos y químicos.

 

***
Además de atender pacientes de cualquier parte de Veracruz, el CECAN atiende a personas procedentes de Chiapas, Oaxaca, Puebla. En sus instalaciones se aplican quimioterapias, radioterapias, cirugía sensible a tiempo, procedimientos radicales y protocolos de diagnóstico.

 

“Los pacientes oncológicos son más sensibles, susceptibles a la infección, se puede complicar su salud y el riesgo de muerte es mucho mayor comparado con el resto de la población”, dijo el doctor.

 

Y explicó que por instrucciones del secretario de Salud de Veracruz, Roberto Ramos Alor, cada una de las personas que ingresan al CECAN deben pasar al área del “Triage respiratorio” para detectar posibles síntomas y aminorar riesgos de contagios de coronavirus.

 

“De las personas que laboran en el hospital, no hemos tenido ni un solo trabajador que se haya contaminado en las instalaciones, hemos sido estrictos pero no podemos permitir la contaminación del hospital, hacemos prevención, porque un foco de infección de este virus en nuestro hospital nos daría resultados catastróficos” afirmó

 

En caso de que un paciente pudieran tener síntomas, en el CECAN se les hace la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en la vía respiratoria nasal y faringe, y la muestra se envía al laboratorio estatal ubicado en el municipio de Veracruz, y en unas horas se tendría el resultado.

 

Sí el paciente con cáncer, diera positivo al coronavirus, será enviado al Centro de Alta Especialidad (CAE) “Dr. Rafae Lucio” localizado en la avenida Adolfo Ruiz Cortines en Xalapa.

 

Durante el 2020, en el CECAN “pudimos detectar 22 pacientes que reunieron la definición operativa para sospecha de Covid, de los cuales solamente 12 se diagnosticaron y fueron enviados de manera oportuna al CAE para su tratamiento” afirmó.

 

De las 48 mil consultas que ofrece cada año el Cecan, son 7mil 600 de primera vez, y de estas el tumor más incidente es en primer lugar el cáncer de mama, le sigue el cérvico uterino, el tercero es el de próstata, y el cuarto se lo llevan las leucemias y ganglios linfáticos.

 

El 90 por ciento son pacientes adultos, el 10 por cientos son niños, niñas y adolescentes, con males de leucemia y linfomas, tumores del sistema nervioso central y del riñón.

 

“En el país y en Veracruz, los pacientes llegan a los hospitales en etapas 3 y 4 con tumores voluminosos, que invadieron el sistema de defensa, invadieron otros órganos como huesos, hígado, pulmones principalmente, cerca del 65 o 75 por ciento llegan con condiciones avanzadas de la enfermedad” expuso.

 

En el hospital hay una tasa de mortalidad promedio que está debajo de la media nacional de 2.4 por ciento en adultos, y en los niños de 1.34 por ciento, “realmente son cifras aceptables y bajas que reflejan el esfuerzo de todo el personal médico”.

 

Tres de cada 10 pacientes abandonan los tratamientos oncológicos por la falta de recursos económicos, por rechazo de la familia, y porque les queda lejos el hospital; por tal motivo la enfermedad del cáncer debería ser un marcador de bienestar social en el país, afirmó el galeno.

 

“Porque el cáncer refleja la estabilidad económica de un país, habla de la accesibilidad a los servicios sanitarios, de los apegos al tratamiento, al rechazo, a los tabúes al paciente oncológico, la discriminación de la población, en el que por ignorancia llegan a pensar que el cáncer es contagioso, lo cual no es verdad”

 

El médico resaltó la importancia de estrategias dirigidas a la prevención del cáncer y el diagnóstico temprano que ayudarán a tener un tratamiento oportuno.

 

“En esas circunstancias hasta un 95 por ciento de los pacientes que se pueden tratar están vivos a cinco años, esa es la intención que se debe perseguir en el país y aminorar su impacto en la salud” finalizó, Jorge Ortiz González.

 

FORMATO7

También podría gustarte