El actor Danny Masterson es condenado a 30 años de prisión por viol4ción de dos mujeres

El actor estadounidense Danny Masterson, conocido por ser uno de los protagonistas de la serie “That ’70s Show”, fue sentenciado este jueves a 30 años de prisión por haber violado a dos mujeres.

Masterson, que fue declarado culpable el pasado junio, violó a dos mujeres en el interior de su casa de Hollywood tras haber coincidido con ellas como miembros de la Iglesia de la Cienciología de 2001 a 2003.

La estrella de “That ’70s Show” enfrentaba acusaciones de violación a tres mujeres, sin embargo el jurado solo lo halló culpable de violar a dos de ellas y no pudo llegar a un veredicto sobre la tercera demanda que pesaba contra él, que implicaba a una antigua novia del intérprete.

Masterson no subió al estrado en ninguno de sus juicios y ha negado repetidamente haber agredido sexualmente a las mujeres.

Los juicios que enfrentó el actor tuvieron una atención especial por estar implicado el controvertido movimiento religioso, considerado por muchos una secta, pues el relato de las víctimas se basaba en que su fe en la Cienciología las disuadió durante años de considerar las agresiones como una “violación”.

Dos de ellas aseguraron que fueron amenazadas de ser excomulgadas si denunciaban el caso.

La defensa de Masterson intentó restar importancia al papel de la Cienciología durante el proceso y sus abogados insistieron ante el jurado en que no podían tener prejuicios contra ninguna religión.

En 2021, la Corte Superior de Los Ángeles decidió iniciar el proceso contra Masterson al encontrar “evidencias suficientes”, después de escuchar el testimonio de las tres mujeres.

El primer juicio que enfrentó Masterson terminó en noviembre de 2022 con un juicio nulo, mientras que el segundo de ellos culminó con la declaración de su culpabilidad en los casos de dos mujeres.

El caso salió a la luz siete meses antes de que el escándalo del productor Harvey Weinstein y el movimiento #MeToo sacudiera Hollywood y se revelaran numerosos casos de abusos y agresiones sexuales en la industria audiovisual estadounidense.

Te recomendamos