En Veracruz más de 2 mil pozos explorados con fracking

En Veracruz al menos 2 mil 053 pozos petroleros han sido explorados a través de proceso de fracturación hidráulica en Papantla, Poza Rica y el resto de Veracruz, denunciaron integrantes de la Alianza Mexicana contra el Fracking.

La técnica del fracking es la perforación de un pozo vertical hasta alcanzar la formación que contiene gas o petróleo a profundidades que van de los 1 a 3 mil kilómetros de profundidad y que es altamente contaminante.


A pesar de que es el compromiso 75 de los 100 que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su inició de gobierno, los datos de la organización Cartón Crítica detalla que hay 728 pozos explorados bajo esta técnica en Papantla, tres en Veracruz y otros 1 mil 398 en el resto de Veracruz.
Los datos con base en la Comisión Nacional de Hidrocarburos, detalla que la mayor parte son pozos que están abandonados.

Alejandra Jiménez detalla que sin importar si están en operación o abandonados, permanecen emitiendo gases tóxicos para el ambiente y para la salud humana. Es momento de dejar atrás esta sucia tecnología”, concluyó Alejandra Jiménez.

Se trata de pozos petroleros que están incluidos dentro del proyecto aceite terciario del golfo ( antes paleocanal de Chicontepec) en el norte de Veracruz y de Puebla – donde hay 1,328 pozos de Fracking-.

Cecilia Navarro integrante de la alianza advierte que cada pozo sometido a procesos de fracturación hidráulica (fracking) requiere entre 9 y 29 millones de litros de agua dulce que es mezclada con más de 750 sustancias, muchas de ellas tóxicas (arsénicoy benceno, entre otras), con lo que queda irremediablemente contaminada.

Esta agua inevitablemente se le quita a las comunidades que la utilizan para el consumo y para actividades agrícolas, entre otras. Esto es especialmente grave en un país con estrés hídrico y con un régimen de lluvias alterado.

“Los pozos que son fracturados no llegan solos; los habitantes de las comunidades en donde hay fracking se ven obligados a comprar agua, porque se secan sus manantiales y fuentes de agua”, lamentó Alejandra Jiménez.

El proyecto aceite terciario del golfo (ATG), se concentra en nueve municipios de Veracruz y tres de Puebla.

Desde la primera evaluación realizada del proyecto ATG en 2010, la Comisión Nacional de Hidrocarburos señalaba que 76% de los pozos del proyecto (1323 pozos) habían sido fracturados mediante fracking (CNH, 2010).

Alejandra Jiménez alertó que en el presupuesto federal de egresos se contemplan este año más de 4 mil millones de pesos para la exploración de pozos bajo está técnica pese a que es un compromiso presidencial no utilizarla.

Alertó que hay escasa información sobre el número de pozos, las técnicas utilizadas y los desechos que se generan del agua utilizada que tienen componentes químicos peligrosos para la salud humana y el medio ambiente.

Te recomendamos