Era la cuarta ocasión que alpinistas ascendían al Pico de Orizaba

De los nueve alpinistas de Guadalajara que lograron descender con vida del Volcán Pico de Orizaba, la mayoría presentó quemaduras de tercer grado por congelamiento en extremidades a causa de la exposición por varias horas a temperaturas muy extremas. Una de ellas fue trasladada de urgencia e intervenida quirúrgicamente en un Hospital IMSS Especialidades de Jalisco al presentar necrosis en ambas manos y una rodilla.

Cabe recordar que el domingo 18 de febrero, un grupo de doce alpinistas integrantes de la agrupación “Barracracks” que se dedican a hacer alpinismo y senderismo, ascendieron el Citlaltépetl, pero al hacer “Cima” se perdieron debido a las condiciones climáticas adversas; nueve de ellas lograron descender por su propio pie hasta el refugio más cercano; dos han muerto -el guía y una mujer-, mientras que uno más continúa sin aparecer.

Una de los 9 sobrevivientes fue Andrea Ivonne Hernández Maciel de 41 años, y con domicilio en Guadalajara “La Perla Tapatía”, la cual fue apoyada a terminar de descender la montaña y primeramente fue trasladada a un hospital de Puebla, pero debido a su grave estado de salud, fue enviada al Hospital IMSS Especialidades de Jalisco, dónde fue sometida a una intervención quirúrgica de manera urgente ya que ambas manos no podía moverlas, por la necrosis o la muerte de células y tejido por lesiones generadas por el congelamiento causadas por el frío.

La montañista corría el riesgo de sufrir la amputación de los dedos por las quemaduras de tercer grado que presentó en las manos, esto luego de haberse quedado atrapada por varias horas en el hielo de la Cima del Citlaltépetl y las bajas temperaturas.

Uno de sus familiares explicó que su estado de salud es crítico y ojalá los médicos especialistas no lleguen al extremo de amputarle algunas de sus partes ya que presenta un daño irreversible en ambas manos principalmente en sus dedos.

El grupo de montañistas, ha informado que no era la primera vez que ascendían el Pico de Orizaba o Citlaltépetl, afirmando que ya lo habían realizado en al menos tres ocasiones más, incluso en esta ocasión buscaban hacer reconocimientos en la zona y trazar nuevas rutas, pero en esta ocasión se perdieron una vez que hicieron “Cima” a causa de las condiciones climatológicas, ya que existía un alertamiento de mal clima en la alta montaña.

Lo que sería una expedición deportiva, de diversión y recreativa en el Volcán Pico de Orizaba, ubicado en la zona limítrofe entre Veracruz y Puebla, se convirtió en una verdadera tragedia y pesadilla para los 12 alpinistas de Guadalajara, ya que nueve de ellos resultaron severamente lesionados; dos murieron y uno más no ha sido localizado.

Te recomendamos