Estuvo mal lo de Otis pero también estuvo chido, trajo muchos clientes: bailarina de bar

“La verdad estuvo muy mal lo de Otis, pero por otra parte estuvo muy chido porque trajo muchos clientes y todo este año ha estado muy flojo”, afirmó una de las bailarinas del icónico bar “Tabares” de la ciudad de Acapulco.

Luego de la reapertura del bar, a un mes del huracán, el centro nocturno ubicado en la entrada del bulevar Costera vieja es el único inmueble de la zona al que le fue habilitada la luz por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), debido a su importancia entre la población del lugar.

“Para mí en lo personal su reapertura es algo padre porque hay que aprovechar que hay muchos de la CFE, de Telmex, hay un chingo de hombres, entonces hay que aprovecharlos”, afirmó una bailarina del “Tabares”.

La bailarina del club nocturno, con más de 36 años de tradición, junto con una plantilla de 100 empleados enfrentan la otra cara de la desgracia de miles de personas tras el impacto del huracán Otis que dejó 50 muertos confirmados por gobierno y decenas de desaparecidos, así como destrucción total del puerto.

 

Te recomendamos