Hospital del IMSS declara muerto a paciente con COVID-19 por error

*Los hijos del afectado exigen al hospital que reparen el daño

 

 

Un hospital del IMSS en Querétaro notificó que un hombre, que se encontraba internado ahí, había fallecido; sin embargo, al día siguiente, con trámites funerarios hechos, le informaron a la familia que se había tratado de un error.

 

Y es que un día antes de lo ocurrido, el sentimiento de la familia Paredes Medrano era otro, pues médicos del Hospital General de Zona número 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, declararon muerto a Armando Paredes, quien se encontraba internado en el área COVID desde el 27 de diciembre.

 

Andrea Paredes Medrano, hija del afectado, dijo en entrevista para Noticieros Televisa:

 

“Como a la 1:30 de la tarde nos citaron para enseñarnos una tomografía y cuando pasamos a ver al doctor nos informa que mi papá se encontraba grave, que había muchas posibilidades de que falleciera, pasaron los 10 minutos y nos dice que mi papá en efecto había fallecido”.

 

Los hijos de Armando denuncian que desde el día que ingresó al hospital no recibieron ningún reporte médico, y que había sido hospitalizado con baja oxigenación.

 

Al respecto, Norma, otra hija de Armando, apuntó: “¡Hasta el día de ayer nunca nos hicieron una llamada para darnos algún diagnóstico, nada!”.

 

Narraron que luego de recibir la noticia por parte de un médico de nombre Ángel Ortiz, tramitaron el certificado de defunción y alistaron los servicios de cremación, pero cuando llegaron a reconocer el cuerpo, notaron nervioso al personal del hospital.

 

“Se me hizo muy sospechoso, estaban hablando entre ellos. De pronto se nos acerca una señorita del servicio social y nos dice que había una noticia buena, me dijo que era otra autoridad la que me tenía que decir ¿le dije mi papá está vivo? Sí, sí está vivo su papá”, comentó Andrea Paredes.

 

Tras lo ocurrido, la familia señala que el hospital no les dio ninguna explicación.

 

Por su parte, el IMSS se disculpó con la familia de Armando y reconoció que la declaración de muerte se trató de un error, pues afirman que había un paciente con el mismo nombre, por lo que se abrirá una investigación interna.

 

No obstante, los hijos del afectado exigen al hospital que reparen el daño, pues por la negligencia han gastado más de 50 mil pesos entre trámites, gastos médicos y funerarios.

También podría gustarte