Incendio en edificio deja al menos 13 heridos

Al menos 13 personas están siendo atendidas por los servicios médicos a consecuencia de un gran incendio declarado este jueves en un edificio de viviendas de 14 plantas en Valencia (España) que sigue sin ser controlado, entre ellos tres bomberos y un menor de edad.

Según el centro de emergencias en la ciudad, un bombero tuvo una fractura de muñeca, mientras que otros dos sufrieron quemaduras en las manos e inhalación de humo, por lo que todos ellos fueron trasladados a un hospital.

Otros dos hombres, una mujer y un menor fueron también evacuados a distintos hospitales por inhalar humo.

Los bomberos intentan rescatar desde los balcones a vecinos afectados por este aparatoso incendio, declarado en un quinto piso de un edificio de viviendas de catorce plantas, que se propagó a otro anexo.

Una pareja que se había refugiado en el balcón de una vivienda del edificio devorado por las llamas fue rescatada por los bomberos mientras a su alrededor avanzaban el fuego y el humo.

Las dos personas permanecieron en el balcón siguiendo las indicaciones de los efectivos de extinción y tras ser rescatadas fueron atendidas en la calle por medios sanitarios, sin presentar lesiones aparentemente graves.

Testigos del incendio señalaron a EFE que las llamas prendieron “muy rápido” en muy poco tiempo y se formó “una nube de humo brutal, se ha hecho de noche prácticamente”.

Marta, vecina del edificio de enfrente, indicó que el incendio “ha subido a toda pastilla” hasta que ardió todo el inmueble.

Otro vecino, Marcel, comentó que el edificio tiene toda la fachada cubierta de unas placas de aluminio que ya habían dado problemas, porque “se volaban”, y cuando comenzó el fuego ardió “como una antorcha”.

La vicepresidenta del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Valencia, Esther Puchades, que peritó el edificio, atribuyó la voracidad del fuego al revestimiento de poliuretano en la fachada.

El viento cálido en la ciudad, con rachas de entre 50 y 60 kilómetros por hora al momento de declararse el fuego, pudo contribuir a la propagación de las llamas.

Además, llevó el humo hacia arriba, creando una columna que, en su momento más álgido, fue visible desde unos 30 kilómetros de distancia.

Los servicios de emergencias instalaron un hospital de campaña junto al edificio, donde el incendio sigue sin control, además de que fueron movilizados numerosos medios de bomberos y sanitarios, con todos los hospitales de la ciudad preparados para atender a posibles víctimas.

La Policía amplió el cordón de seguridad en las inmediaciones del edificio, para facilitar los movimientos del personal sanitario y de los bomberos.

El jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, expresó su consternación por el devastador incendio y ofreció “toda la ayuda que sea necesaria”.

En su cuenta de la red social X, Sánchez señaló que había hablado con las autoridades locales para conocer de primera mano la situación y ofrecer toda la ayuda precisa.

“Quiero trasladar mi solidaridad a todas las personas afectadas y el reconocimiento a todos los efectivos de emergencia ya desplegados en el lugar”, escribió el presidente del Gobierno español.

Te recomendamos