La peor gestión de pandemia es en Veracruz

VERACRUZ

Decir que en Veracruz se ha hecho la peor gestión de la pandemia en México, es acertado.

La situación es tan grave que el mismo subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, en su conferencia diaria sobre la situación del Covid en el país, afirmó que la pandemia en el estado de Veracruz está “en ascenso y dispersión”.

La situación es tan grave que incluso habló por teléfono con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en una platica que se presume no fue tan amistosa.

Aquí, en Veracruz, es donde más necesidad existe de equipo, instrumental e insumos médicos, porque los servicios de salud del estado han sido ineficaces para cubrir la necesidad.

La Secretaría de Salud de Veracruz ha tenido más de una compra de productos en los que se nota que favorecen a un proveedor, incluso con sobreprecios.

Hoy existen múltiples testimonios de personal de los servicios de salud en el estado que reclama que no les entregan ni siquiera el equipo de protección necesario para poder trabajar con un mínimo de seguridad.

Puede ser que usted conozca o haya visto casos de personal de salud que se queja de esto.

Bueno, la confirmación de que en Veracruz la epidemia está más fuera de control que en otros puntos del país, fue el anuncio de que se enviaban 130 ventiladores respiratorios a la entidad.

Aquí los hospitales están tan desbordados, que incluso tuvieron que abrir espacios temporales para la atención de los pacientes con Covid, con síntomas leves, fuera de los mismos nosocomios.

Los hospitales -por desgracia- están llenos de personas en situación grave.

Tan malo es lo que ocurre en Veracruz, que a Cuitláhuac García y a su equipo ni siquiera se les ocurrió agradecer el envío.

Vaya, tampoco han dicho para cuándo se espera la llegada de esos equipos ni como se van a distribuir.

Mucho menos han mencionado cómo se va a resolver la insuficiencia de medicamentos e insumos médicos.

Esta epidemia está en ascenso y dispersión en Veracruz. De eso no hay duda

Es el diagnóstico que López Gatell emitió. Y él tiene el pulso de los 32 estados del país.

Por lo pronto, al 14 de julio, son 14 mil 591 casos confirmados y 2 mil 63 defunciones en la entidad.

Y pueden ser más, muchos casos más, porque Veracruz es uno de los estados donde menos se hacen pruebas de Covid-19.

Los casos de “neumonía atípica” (la denominación con la que disfrazan el Covid-19 ante la falta de pruebas) pueden ser más, muchos más, al igual que las defunciones con éste sobrenombre.

En el gobierno de Veracruz, son los místicos del encubrimiento.

EN VERACRUZ, EL MAYOR COSTO LABORAL DE LA EPIDEMIA EN EL PAÍS

Los costos de la pandemia también se pagan en perdida de empleos para la población y en el descenso más que notorio del nivel económico del país.

El periódico El Economista elaboró la medición de cómo la pandemia ha provocado la perdida de empleos en el país y destaca que el número de empleos que se perdieron en Veracruz en el segundo trimestre del año (es decir abril, mayor y junio) es lo correspondiente a 97 meses de creación de nuevos empleos formales e inscritos en el Seguro Social (https://www.eleconomista.com.mx/estados/CDMX-con-la-mayor-merma-laboral-por-Covid-19-Veracruz-el-que-mas-lo-ha-resentido-20200715-0012.html )

Es decir, en Veracruz hay la misma cantidad de empleos formales que hace 8 años.

También podría gustarte