Morena se divide en moderados y radicales

*Legisladores federales, estatales y regidores abrieron la pugna interna de Morena

 

Legisladores federales, estatales y regidores abrieron la pugna interna de Morena, en dos bandos claros: moderados y radicales, en medio del proceso de elección interna y en la antesala de la elección de candidatos a puestos de elección popular.

 

Los moderados piden apego estricto a la ley, mientras que los radicales exigen al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJ) no inmiscuirse en la vida interna del partido.

 

De acuerdo con la postura del ala moderada, respaldada por 143 legisladores locales, federales y regidores, las fracciones y divisiones en lo interno han lastimado al partido, y ello debe terminar.

 

Se deben honrar y respetar las resoluciones de los órganos jurisdiccionales, no menoscabar sus decisiones. Respaldamos el actuar de los órganos de autoridad y rechazamos cualquier tipo de presión ilegal contra ellos”, señalan.
Hicieron un llamado al dirigente provisional, Alfonso Ramírez Cuéllar para que lleve a cabo los procesos internos, observando en todo momento el principio de legalidad.

 

Mientras que el grupo radical manifestó su preocupación porque algunas magistradas y magistrados del TEPJF “parecieran responder más a presiones políticas que a una lógica jurídica”.

 

Hicieron un llamado a  los militantes de Morena para defender sus estatutos, mecanismos de funcionamiento para la elección de su dirigencia y de los candidatos a cargos de elección popular.

 

Exigimos respeto a la autodeterminación de Morena y la no intervención del Tribunal Electoral o de alguna fuerza ajena a los intereses de nuestro partido-movimiento en el proceso interno de dirigencias”, indica la postura.
El documento fue firmado por 80 diputados, senadores y alcaldes del partido, entre los que destacan Citlalli Hernández Mora, Martí Batres Guadarrama, Napoleón Gómez Urrutia.

 

 

También podría gustarte