No creo dejar un legado, pero sí huella: Layún sobre su retiro

Miguel Layún, único mexicano en jugar en las tres principales ligas europeas, afirmó este jueves que demostró que se puede dejar huella en el fútbol sin tener talentos como los del argentino Lionel Messi o el portugués Cristiano Ronaldo.

“No creo dejar un legado, pero sí huella. Hay quienes los forjan como Messi o Cristiano que hacen cosas que parecen de otro planeta; no era mi caso, pero quise mostrar que sin tener el mejor de los talentos, sin ser el más hábil, basta con la mentalidad y el trabajo para lograr lo que te propones”, afirmó el jugador de 35 años.

Layún anunció hace un par de días que se retirará luego de 26 años de carrera al final del Apertura 2023 en el que compite con el América del fútbol mexicano.

El nacido en Córdoba, Veracruz, subrayó la necesidad de transmitir a niños y jóvenes que todo depende de la fortaleza mental.

“Tuve amigos con más talento que yo para jugar al fútbol, pero ellos se rindieron más rápido. Eso fue la diferencia para haber jugador en las tres ligas más importantes a nivel mundial; me llena de orgullo porque todo fue sustentado en mi mentalidad”, puntualizó.

El zaguero inició su carrera en 2008 con el Veracruz del fútbol mexicano, hoy desaparecido.

En 2009-2010 jugó en Atalanta de la Serie A de Italia.

Regresó a México para estar con el América. Su mal desempeño entre 2010 y 2012 le acarreó críticas que se comprimieron en la frase: “Todo es culpa de Layún”, que le dio un giro a su carrera.

En el Clausura 2013 anotó el penalti decisivo en la final ante Cruz Azul; el primero de dos títulos de liga con América, bajo la arenga: “Todo es culpa de Layún”, dijeron después en forma positiva.

“Ese es un momento soñado que ni yo podría haber escrito para un guión cinematográfico”, reconoció.

Para la temporada 2014-2015 emigró al Watford de la Championship de Inglaterra, al que ayudó a ascender a la Premier League.

Sus actuaciones lo llevaron al Oporto de Portugal, equipo con el que jugó Liga de Campeones de Europa y ganó una título de liga.

“Jugar en Champions League fue algo que estaba más allá de mi imaginación. El debut fue contra el Dinamo de Kiev en un partido en el que di una asistencia; es algo que nunca podré olvidar”.

En España, entre 2017 y 2019, jugó para Sevilla y Villarreal.

Volvió México en 2019 con Monterrey, con el que ganó una liga, una copa y dos Ligas de Campeones de Concacaf.

El mundialista en 2014 y 2018 señaló que el colofón perfecto a su carrera sería obtener el título de liga con el América.

“Anunciar el retiro desde ahora y levantar el título 14 con el América sería para decir: Apaga las luces y vámonos”, concluyó.

 

Te recomendamos