Objetivos de Israel son ganar guerra contra Hamás y liberar rehenes: ministro de Defensa

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, señaló que los objetivos del gobierno de su país son ganar la guerra contra Hamás y la liberación de los rehenes.

Precisó este jueves que la operación terrestre a pequeña escala que hizo anoche en la Franja de Gaza fue un ensayo y se seguirán llevando a cabos, a modo de prueba de una gran incursión terrestre en el futuro.

Uno de los portavoces de las Fuerzas de Defensa israelíes, Richard Hecht, rechazó en una rueda de prensa virtual definir la operación de anoche como una “incursión” y prefirió utilizar la palabra “redada a nivel de brigada” y para golpear infraestructura y túneles de Hamás, y “preparar el terreno para el futuro”.

El ministro de Defensa israelí afirma que la operación terrestre “está cerca”

El ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, manifestó este jueves que la operación terrestre en Gaza “está cerca” y “comenzará cuando las condiciones sean propicias”, al tiempo que recalcó que “las fuerzas están listas”.

En una intervención televisada, Gallant prometió que Israel ganará la guerra contra Hamás en la Franja de Gaza y prometió un “esfuerzo supremo” para devolver a los más de 200 rehenes en poder de Hamás.

“Estamos en momentos decisivos. Esta es una guerra por nuestro hogar y la ganaremos. Somos nosotros o ellos”, dice en un discurso televisado.

“La guerra es precisa, letal y poderosa. Es nuestro deber ganar esta guerra. Ese es el contrato no escrito entre el sistema de seguridad y los ciudadanos, y es mi deber como ministro de Defensa ejercer el liderazgo para que ganemos y los ciudadanos puedan vivir aquí en paz y tranquilidad”, subrayó.

La UNRWA al límite de combustible en Gaza

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) reiteró hoy que está al borde de suspender sus operaciones humanitarias en la Franja de Gaza debido a que sus reservas de combustible están “casi agotadas” y el carburante sigue sin entrar al enclave palestino, asediado por los bombardeos de Israel.

“Se sigue necesitando combustible con urgencia para mantener operaciones humanitarias vitales. Las existencias actuales están casi agotadas, lo que obliga a suspender los servicios que salvan vidas”, dijo la agencia de la ONU en su último informe.

Te recomendamos