Por mala estrategia contra el Covid-19, solicitarán juicio político contra Roberto Ramos Alor

XALAPA

Una vez que la pandemia del COVID-19 ceda, la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) solicitará al Congreso del Estado juicio político contra el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, argumentando los resultados negativos en el manejo de la estrategia contra esta enfermedad que ha provocado el contagio y muerte a miles de veracruzanos.

Esto lo dio a conocer Marlon Ramírez Marín, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, quien dijo que esta solicitud se hará.

En un posicionamiento difundido virtualmente a los medios de comunicación, el dirigente estatal del tricolor expuso que Ramos Alor y demás funcionarios deben asumir su responsabilidad ante su fallida estrategia contra la prevención y atención de personas contagiadas y fallecidas a causa de COVID-19.

Deploró la insensibilidad de los funcionarios estatales que hablan de números y no de personas, “deben admitir que la estrategia está colapsada y tienen que ser llamados a cuentas para determinar su responsabilidad por los decesos y contagios derivados de su estrategia sanitaria, pero, además, porque hay funcionarios que han recibido instrucción de sus superiores para tener subregistros”.

En ese tenor, destacó que los números en Veracruz no son lo que se maneja, ya que de acuerdo a las cifras que se tienen en la página de coronavirus.gob.mx, hasta este 5 de julio señalaban 11 mil 569 casos positivos acumulados, mil 126 activos, 1764 fallecimientos en 117 demarcaciones y 2 mil 752 casos sospechosos; pero si se registraran dos terceras partes de los casos reales, colocarían al estado varios escaños arriba del quinto que hoy tiene a nivel nacional.

“Es vergonzosa la insistente negación del Gobierno del Estado y sus inútiles esfuerzos por rechazar que su estrategia contra la pandemia está fracasando, además corregir la estrategia sería reconocer que se equivocaron, y eso no es posible cuando la soberbia es tan grande”, señaló el priista.

Además, dijo que se han minimizado los reportes del Registro Nacional de Población que advierte que, por cada muerte reportada por la Secretaría de Salud, hay un promedio de 2.3 que no han sido registradas.

Por otro lado, citó la irresponsabilidad en la que se incurre al arriesgar al personal que labora en el Gobierno del Estado con pocas medidas de prevención ante el virus, la prueba es que hay varias personas contagiadas y se han registrado fallecimientos de trabajadores en diversas dependencias, no solamente en el sector salud.

Ante la situación imperante, finalmente exigió un ajuste y cambios urgentes por los nulos resultados que hasta ahora se tienen, además que sean investigados por la justicia ante su irresponsabilidad, lentitud e ineficacia para afrontar esta pandemia.

También podría gustarte