Roban en casa de John Ackerman e Irma Eréndira: fue un ‘cobarde allanamiento’, denuncian

El matrimonio conformado por el académico John Ackerman e Irma Eréndira Sandoval, ex secretaria de la Función Pública en la actual administración, denunciaron que fueron víctimas de un “cobarde allanamiento” a su hogar.

Mediante redes sociales, Ackerman aclaró que el domingo 16 de junio, en el marco del Día del Padre, sufrieron un “indignante robo” en su domicilio.

“Esta inaceptable agresión no fue un robo común y corriente, sino que al parecer fue un acto de intimidación”, enfatizó.

Relató que mientras estaban fuera de su domicilio de Coyoacán, “un grupo de maleantes aprovecharon para, a plena luz del día, entrar por la fuerza a nuestra casa y llevarse, en primer lugar, el equipo de videograbación que habíamos utilizado apenas dos días antes en una visita a la Escuela Rural Normal Raúl Isidro Burgos en Ayotzinapa, Guerrero”.

Agregó que “en adición a llevarse el costoso equipo de videograbación, con su memoria y su tripié, que estaba en calidad de préstamo de parte de una prestigiosa universidad de los Estados Unidos, los agresores también se llevaron tres computadoras laptops con información sensible, y aprovecharon para tirar documentos y fotos familiares por toda la casa así como vaciar cajones y llevarse joyas y artículos de valor, muchos pertenecientes a mi adorada suegra quien vive con nosotros en el mismo predio”.

John Ackerman dijo que, “de manera conspicua, los agresores dejaron sin tocar muchos otros objetos de valor, con la evidente intención de demostrar que el propósito central del allanamiento no era un robo sino enviar un mensaje de intimidación. Las cámaras de vigilancia revelan un operativo muy bien coordinado y sumamente ‘profesional’”.

El matrimonio Ackerman – Sandoval agradeció al jefe de gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, así como a las autoridades de la Ciudad de México, por la atención al caso.

“Las investigaciones siguen su curso y reprobamos la falta de ética periodística de parte de un comunicador y diversos medios de comunicación que no han tenido reparo en exponer en redes sociales nuestra información privada y poner en riesgo el avance del caso”, acusó Ackerman.

“Quienes hemos dedicado nuestras vidas a la lucha por la justicia y la democracia sabemos que siempre estamos en riesgo de represalias de parte de los intereses y poderes fácticos amenazados por nuestra labor, así que este nuevo acto de intimidación a nuestra familia de ninguna manera frenará mis labores periodísticas, académicas o políticas, ni detendrá ni por un segundo el incansable trabajo de Irma Eréndira Sandoval a favor de la honestidad y en contra del abuso de poder”, dijo.

Te recomendamos