Senadoras se acusan de falsas feministas en el día de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

Este jueves, en le marco del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”, la senadora panista Kenia López Rabadán se confrontó con las legisladoras morenistas Martha Lucía Micher y Ana Lillia Rivera.

El onflicto inició cuando la coordinadora del blanquiazul reclamó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le ha dado la espalda a las mujeres.

Asimismo, López Rabadán aseguró que a Malú Mícher “se le acabó” el feminismo cuando tuvo “el poder, te callaron a base de billetazos y de cargos”.

“Usted, no puede ser una feminista del gobierno, subordinada y complaciente al gobierno, es una verguenza, es una vergüenza para tu generación, es una vergüenza Malú para tu historia, no puedes venir aquí con unas cuantas frases ocultar la verdad. La verdad es que el gobierno de Morena y López Obrador le ha dado la espalda a las mujeres, la verdad es tu feminismo se acabó cuando tuviste poder, la verdad es que te callaron a base de billetazos y de cargos”, López Rabadán.

A lo que Malú Mícher le respondió que no se midió y le solicitó probar sus dichos: “en mi vida he recibido un billetazo por mis acciones. No te voy a permitir que me estés difamando, hoy estamos aquí para levantar la voz porque somos representantes de las mujeres”.

Además, Micher Camarena llamó a cerrar filas ante esta situación y exigió a la panista respeto a la sesión solemne y a la mujeres que han sido desaparecidas, violadas, violentadas y abusadas.

“No es politiquería decir que nos queremos vivas; no es politiquería decir que nunca más; no es politiquería decir que nos queremos libres, vivas y sin miedo; no es politiquería, no voy a permitir, sobre nuestro cadáver, vamos a permitir que siga habiendo más mujeres que no defienden la vida libre de violencias y que no están en favor de una vida digna para todas y todos”, agregó la morenista.

Ana Lilia Rivera Rivera, presidenta del Senado y morenista, intervinó para calmar los ánimos y hacer un llamado a Kenia López Rabadán, a escuchar con respeto a la oradora morenista:

“Si quiere hacer uso de la palabra, solicítelo, no es necesario gritos ni vulgaridad en la expresión de un día que debería unirnos a todas las mujeres para levantar la voz; es una vulgaridad gritarle a otra mujer cuando hoy todas deberíamos tomarnos la mano por las que sufren y no tienen el lugar de privilegio que nosotras tenemos”, sentenció la presidenta.

 

 

Te recomendamos