Sheinbaum ordena cese a policías tras enfrentamiento con habitantes de Xochimilco

*19 uniformados resultaron lesionados

 

El Gobierno de la Ciudad de México informó que Claudia Sheinbaum ordenó el cese de los mandos policiales tras el enfrentamiento que sostuvieron con habitantes del pueblo de San Gregorio Atlapulco, en alcaldía Xochimilco y que dejó tres manifestantes y 21 uniformados lesionados.

Se tomó la decisión de separar del cargo al director general de Concertación Política de la zona sur, Emigdio Tonatiuh Ávila Obispo; así como al director general de la Unidad de Policía Metropolitana Fuerza de Tarea, Luis Adrián Huerta Laguna.

Además de ha pedido a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México realice la investigación correspondiente.

19 uniformados resultaron lesionados y trasladados al Hospital San Ángel Inn Chapultepec, dos más fueron atendidos en el lugar, igual que tres vecinos heridos.

Sobre las obras del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) en San Gregorio Atlapulco y Caltongo en Xochimilco, el gobierno capitalino informó que “se trata de obras de drenaje para beneficio del saneamiento de los canales de la zona y que fueron solicitadas, en su momento, por los propios pueblos; cabe mencionar que previo al inicio de los trabajos se realizaron diversas asambleas”.

El gobierno aseguró que dada la inconformidad de algunos pobladores “se ordenó a SACMEX la suspensión de las obras, y a la Secretaría de Gobierno que continúe con el diálogo para evaluar las diferentes alternativas para el saneamiento de los canales que sean planteadas por los pobladores de San Gregorio Atlapulco”.

El bloqueo de la vialidad comenzó a tarde del jueves con decenas de personas que rechazan la obra en la alcaldía que gobierna José Carlos Acosta, de Morena. La mañana del viernes, los vecinos reforzaron la protesta, a la que llegaron varias personas de la tercera edad. También llegaron decenas de policías con escudos y cascos que encapsularon a los manifestantes, entre empujones y gritos, para abrir la vialidad.

Sin embargo, al llamado de auxilio con cuetes, llegaron habitantes de otros pueblos y, entre todos, hicieron retroceder a los uniformados al lanzarles piedras, palos y tubos.

También podría gustarte