Temen que más de 5 mil 300 personas murieron por inundaciones en Libia; miles siguen desaparecidas

Trabajadores de emergencia recuperaron el martes más de 1.500 cuerpos entre los escombros de la ciudad de Derna, en el este de Libia, y se teme que la cifra de muertos pueda aumentar debido a que hay 10.000 personas reportadas como desaparecidas luego de que las inundaciones rompieron represas y arrasaron con vecindarios enteros de la ciudad.

La cifra de muertos ha superado los 5.300 tan sólo en Derna, informó Mohammed Abu-Lamousha, portavoz del Ministerio del Interior para el este de Libia, de acuerdo con la agencia estatal de noticias. La autoridad de ambulancias de Derna había informado horas antes que había 2.300 decesos.

La impresionante cifra de muertes y la devastación causada por la tormenta Daniel en el mar Mediterráneo pusieron de relieve la intensidad de la tormenta, pero también la vulnerabilidad de una nación azotada por el caos durante más de una década. El país está dividido por gobiernos rivales, uno en el este y otro en el oeste, y el resultado ha sido el abandono de infraestructura en muchas regiones.

En esta fotografía proporcionada por el gobierno libio, autos amontonados en la orilla del mar en Derna, Libia, el lunes 11 de septiembre de 2023, después de ser arrastrados por las inundaciones.

La ayuda exterior apenas empezaba a llegar a Derna el martes, más de 36 horas después de la catástrofe. Las inundaciones dañaron o destruyeron muchas carreteras de acceso a la ciudad costera de unos 89.000 habitantes.

Imágenes mostraban decenas de cadáveres cubiertos con mantas en el patio de un hospital. Otra imagen mostraba una fosa común llena de cuerpos. Se recuperaron más de 1.500 cadáveres, y la mitad de ellos habían sido enterrados para el martes por la noche, informó el ministro de Salud del este de Libia.

Pero es probable que la cifra de muertes aumente, por miles, dijo Tamer Ramadan, el enviado libio para la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Durante una sesión informativa de la ONU en Ginebra, Ramadan indicó a través de una videollamada desde Túnez que por lo menos 10.000 personas siguen desaparecidas. Más tarde, señaló que más de 40.000 personas han sido desplazadas.

La situación en Libia es “tan devastadora como la situación en Marruecos”, señaló Ramadan, en referencia al mortal sismo que se registró cerca de la ciudad de Marrakech el viernes por la noche.

La destrucción llegó a Derna y a otras partes del este de Libia el domingo por la noche. Mientras la tormenta azotaba la costa, los habitantes de Derna dijeron haber oído fuertes explosiones y se dieron cuenta de que las represas de las afueras de la ciudad se habían derrumbado. Se desencadenaron inundaciones repentinas por el Wadi Derna, un río que discurre desde las montañas a través de la ciudad y desemboca en el mar.

El muro de agua “borró todo a su paso”, dijo un residente, Ahmed Abdalla.

Los videos publicados en internet por los residentes mostraban grandes franjas de lodo y escombros donde las aguas embravecidas habían arrasado con vecindarios ubicados en ambas orillas del río. Edificios de apartamentos de varios pisos que antes estaban bien alejados del río tenían las fachadas arrancadas. Automóviles que fueron levantados por las inundaciones quedaron tirados unos encima de otros.

 

Te recomendamos