Vladimir Putin se sumerge en agua helada para cumplir tradición ortodoxa

*Pese a las advertencias de autoridades sanitarias y religiosas por la pandemia de COVID-19.

 

 

 

Vladímir Putin, presidente de Rusia, se hace metió a una poza con agua helada en el marco de la celebración del Bautismo de Cristo, pese a las advertencias de autoridades sanitarias y religiosas por la pandemia de COVID-19.

 

En un vídeo difundido por el Kremlin, se observa cómo el mandatario ruso, vistiendo traje de baño azul, entra en una poza en forma de cruz y se sumerge tres veces, santiguándose antes de cada inmersión, como reza la tradición ortodoxa.

 

El Kremlin indicó que este baño en temperaturas bajo cero, marca “una de las fiestas cristianas más importantes, el bautismo de Cristo”.

 

El 19 de enero, el día de la Epifanía en la tradición cristiana ortodoxa, miles de rusos se sumergen en agujeros excavados en el hielo, en estanques o en ríos para conmemoran el bautismo de Jesucristo en el río Jordán.

 

Aunque la tradición de los baños helados es muy popular, algunos líderes de la Iglesia ortodoxa rusa ya han señalado que no es canónica y que no la practican.

 

La celebración ha coincidido este año con una brusca bajada de temperatura, que ha alcanzado valores mínimos de 25 grados bajo cero, y en la región de Moscú, donde presuntamente se bañó Putin, el termómetro marcó 18 grados bajo cero.

También podría gustarte