Yeraldi Cortés tenía 14 años de policía, dejó dos menores en orfandad, familia exige justicia tras asesinato

XALAPA

“Voy alcanzar a Ismael, quiere que lo acompañe a un mandado” fue la última comunicación que tuvo Yeraldi Cortés Pérez con su familia, antes de ser víctima de la desaparición forzada que cobró su vida, sus familiares, amigos y compañeros esperan justicia.

“Yera”, como le decían sus conocidos, tenía 38 años de los cuales 14 se desempeñó como policía, madre de dos menores de 13 y 17 años de edad, luchó desde joven con problemas de sobrepeso pero su espíritu de superación la hizo adelgazar con dieta y ejercicio, para beneficio de su salud y de su trabajo.

Su carrera policiaca inició en la desaparecida Coordinación General de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, en el 2011 ingresó como elemento de la Secretaría de Seguridad Pública, y años después pasa a formar parte de la Primera Generación del Grupo Especial “Tajín” de la SSP.

Esa agrupación estaba conformada principalmente por ex policías intermunicipales de todas las zonas, Tuxpan-Poza Rica, Coatzacoalcos-Minatitlán, Córdoba-Orizaba, Xalapa-Banderilla y de Veracruz-Boca del Río, que primero fueron dados de baja por Arturo Bermúdez Zurita, ex Secretario de Seguridad Pública y luego recontratados.

Así continuó su profesión, hasta que Yeraldi fue llamada para entrar a la Fuerza Civil, corporación integrada por policías del Grupo “Tajín”, Grupo Carretero de SSP, Agrupamiento de Caballería, Grupo Especial “Jaguares”, Unidad Táctica “Caninos” y de la Policía Estatal Acreditable.

El pasado 31 de julio por la tarde salió de las instalaciones del C5i, donde estaba asignada al Área Administrativa, para encontrarse con Ismael Domínguez Conde de 42 años, quien era su pareja sentimental y de trabajo en ese mismo departamento.

Ese día se verían en la ciudad de Boca del Río pero “alguien” los señaló para ser privados de su libertad, y posteriormente ultimados por gente de la delincuencia organizada, dicen algunos de sus compañeros, en represalia por la captura de 17 personas con armas y vehículos en el operativo que la SSP realizó en una bodega de la colonia Formando Hogar.

Sin embargo, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, hasta el momento no ha dado a conocer más información sobre los detenidos, ni detalles sobre ese asunto, a pesar que lo presumió en sus redes sociales.

“Los jefes saben quiénes son los responsables, los conocen con nombres y apellidos pero se hacen que lo ignoran”, aseguran los policías que trabajan bajo las órdenes de gente sin preparación, que no tiene vocación de servir ni de proteger.

Puros recomendados que sólo llenan los bolsillos del responsable de la seguridad del estado, Hugo Gutiérrez Maldonado, sobrino de la esposa de Andrés Manuel López, mientras que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez se mantiene indiferente ante el reclamo que le hace la población de seguridad y justicia.

También podría gustarte